Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A la Audiencia Provincial de Burgos, que absuelve a un conductor que circulaba a 260 km/h por considerar que no puso en peligro la vida de nadie

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Constantino García fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 1 de Burgos, tras ser interceptado por un radar circulando a una velocidad de 260 kilómetros a la hora en un tramo de la autovía A-231 que une León y Burgos. Fue condenado, por ello, a seis meses de prisión y dos años de retirada de carné. No obstante, en el día de ayer, la Audiencia Provincial de Burgos decidió su absolución al considerar que no había puesto en riesgo la vida de ninguna persona, ya que existía una buena visibilidad y había poca circulación. Cuando el derecho no protege, saltan todas las alarmas en un estado democrático. Por estricto cumplimiento de la ley, quizá Constantino García deba ser absuelto pero, acto seguido, nuestros gobernantes deben cambiar la absurda legislación. Ir a 260 km/h es un peligro evidente: en caso de pinchazo o cualquier otro incidente menor, no se puede reaccionar a tiempo. Se trata, además, de un tema de gran sensibilidad para la opinión pública ya que afecta a muchos ciudadanos, por lo que se debe extremar la atención al legislar. Guindilla a una decisión que, aunque se ajuste a Derecho, resulta tremendamente injusta.