Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

La Casa Real holandesa se ve obligada a editar un código de conducta para que la prensa rosa respete su privacidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este martes la Casa Real holandesa ha hecho público un código de conducta para los periodistas con objeto de que “se respete la privacidad” de sus miembros y a la vez “no se ponga en entredicho la libertad de prensa”.

Este martes la Casa Real holandesa ha hecho público un código de conducta para los periodistas con objeto de que “se respete la privacidad” de sus miembros y a la vez “no se ponga en entredicho la libertad de prensa”. En caso de que no se respeten las pautas del código, “se verá qué medidas se toman”, sin excluir las denuncias judiciales. Los medios de comunicación -especialmente fotógrafos de la prensa del corazón- deben respetar el entorno privado de la Familia Real cuando ésta no se encuentra en una visita oficial, explica la nota facilitado a los medios. La Casa Real holandesa añade que esta medida deberá aplicarse sobre todo en el caso de los miembros de la familia que sean menores de edad. La decisión de los príncipes tiene mucho que ver con un caso reciente, en el que una revista del corazón del país publicó unas fotos de la princesa Amalia, primogénita de los herederos, Máxima Zorreguieta y su esposo Guillermo Alejandro, mientras visitaban juntos una granja de animales para niños. A cambio de no “perseguir” a los miembros de la Familia Real, éstos se comprometen a invitar a los periodistas a sesiones oficiales de fotos, por ejemplo durante sus vacaciones. Guindilla a quienes han motivado esta medida, de sentido común por otro lado, animados por un mal entendido sentido del deber profesional que vulnera la privacidad de los demás.