Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A Delvecchio y Materazzi: el primero le propinó un cabezazo al segundo y se fue a la ducha; a Materazzi, ya le vale de provocar, como hizo con Zidane

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es preciso erradicar la violencia de los estadios de fútbol. Pero empezando por el propio terreno de juego. Si los jugadores no dan ejemplo de recta conducta, de comportamiento y sensatez, mal vamos. Es lo que hay que recordarle a Gennaro Delvecchio, futbolista de la Sampdoria que este domingo fue expulsado de su partido a los 6 minutos de que diera comienzo, tras propinarle un cabezazo a Marco Materazzi. Lamentable. No obstante, el defensa del Inter de Milán comienza a ser famoso por las veces que es objeto de agresiones. El caso más famoso fue el del astro francés, Zinedine Zidane, conocido por su carácter reservado y poco dado a las broncas, que fue expulsado de la final del Mundial de Alemania tras agredir a Materazzi. Cabe preguntarse ahora, visto lo visto, si este chico no tiene un don especial para provocar a sus rivales. También a los provocadores habría que mantenerlos raya, para que en los campos se pueda disfrutar sólo de fútbol. Guindilla para el agresor… y para el agredido, sospechosamente metido en todos los fregados.