Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A Elena Salgado que, fiel a las directrices de este gobierno, ha abierto un debate innecesario sobre el vino y la cerveza y se encuentra ahora acorralada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El alcoholismo es un problema social grave que afecta a buena parte de la juventud española. Eso muy pocos lo ponen en duda. Sin embargo, el Gobierno Zapatero ha vuelto a errar el tiro. Desnortado como está, tras ir perdiendo por goleada en los tres temas que, quitando la economía, más afectan a los españoles (el terrorismo, la inmigración y la cohesión territorial) el Ejecutivo ha buscado salida en las políticas sociales. Y para ello, si es preciso, se tira al monte de la prohibición: hamburguesas gigantes, el tabaco, uso del todoterreno en el campo… Y ahora, el vino y la cerveza. Para ello ha abierto la caja de pandora y los cosecheros han puesto el grito en el cielo. Y los socialistas que gobiernan comunidades vitivinícolas, que no entienden cómo la ministra le puede hacer la campaña electoral al PP. Ahora, los representantes de agricultores, bodegueros y cooperativas agrarias han roto las negociaciones con el Ministerio de Sanidad y Consumo en las que pretendían acordar el tratamiento que recibirá el vino en la futura Ley de Prevención del Alcoholismo entre Menores. Ayer por la tarde la ministra se ha visto obligada a dar marcha atrás en su propuesta y de momento ha paralizado la tramitación del texto legislativo por la oposición encontrada. Los cerveceros buscan ahora obtener los mismos beneficios que tenía el vino en la antigua ley. La ministra ha afrontado mal el asunto pues los problemas del alcoholismo juvenil no se resuelven con medidas exclusivamente coercitivas, ni castigando a uno de los sectores más activos (y sanos) de nuestra economía. ¿Para cuándo reserva el Ejecutivo Zapatero su apoyo real a esas políticas familiares que pueden reforzar los hogares españoles, evitando la violencia juvenil, las familias rotas o la desatención de los jóvenes? Guindilla a la ministra acorralada: ¿dimitirá?

·Publicidad·
·Publicidad·