Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

Fernán Gómez, que no acepta las críticas contra los actores españoles y el cine nacional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El actor Fernando Fernán Gómez ha expuesto su malestar por las críticas vertidas contra el cine español en el discurso leído por la actriz Emma Vilarasau, con motivo de la entrega del Oso de Oro de Honor de la Berlinale. Fernán Gómez ha agradecido este homenaje que le ayudó a no "caer en una profunda depresión" tras los comentarios de la prensa española sobre la baja calidad del cine español y el pésimo trabajo de los actores.

El actor Fernando Fernán Gómez ha expuesto su malestar por las críticas vertidas contra el cine español en el discurso leído por la actriz Emma Vilarasau, con motivo de la entrega del Oso de Oro de Honor de la Berlinale. Fernán Gómez ha agradecido este homenaje que le ayudó a no "caer en una profunda depresión" tras los comentarios de la prensa española sobre la baja calidad del cine español y el pésimo trabajo de los actores. El actor recoge en su alocución algunas declaraciones aparecidas en los periódicos españoles: "El cine español no reclama la atención del público porque es sencillamente malo en su conjunto", pudo leerse en uno de los diarios de más circulación y firmado por un escritor de renombre. “Al leer esto -dice Fernan Gómez- no pude evitar darme por aludido, quizás impulsado por la vanidad inherente al oficio de actor, y sentí que empezaba a entristecerme”. Las críticas sin matices, generalizadas, no son buenas. Que nos lo digan a los profesionales de la prensa en Internet, comúnmente denostados sin piedad. Pero la reacción del octogenario actor tampoco nos parece de recibo. ¿O es que para Fernán Gómez todo el cine español y todos sus actores son buenos? No. Ni mucho menos. Y tras años de silencio corporativo al respecto, bien le hubiera venido a su profesión que un veterano como él, ya de despedida, hiciera algo de autocrítica. Guindilla a la oportunidad perdida.