Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

Gerry Adams, que visita a los nacionalistas para promocionar su libro: sólo falta Francesco Cossiga

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo que le falta a este país no es sosiego, no, sino bidones de gasolina que sirvan para avivar la hoguera del enfrentamiento. Y visitas como la del presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, son un ejemplo de lo que menos conviene al sosiego de los ánimos de unos y otros. Adams se reunirá esta semana en España con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall; el presidente de ERC, Josep Lluis Carod Rovira; el 'lehendakari', Juan José Ibarretxe, y el presidente de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, según han anunciado fuentes del Sinn Fein.

Lo que le falta a este país no es sosiego, no, sino bidones de gasolina que sirvan para avivar la hoguera del enfrentamiento. Y visitas como la del presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, son un ejemplo de lo que menos conviene al sosiego de los ánimos de unos y otros. Adams se reunirá esta semana en España con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall; el presidente de ERC, Josep Lluis Carod Rovira; el 'lehendakari', Juan José Ibarretxe, y el presidente de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, según han anunciado fuentes del Sinn Fein. Las fuentes precisaron que las entrevistas fueron solicitadas "por los políticos de estos países" (sí, países), y que Adams no tendrá ninguna reunión con representantes del Gobierno español, dado que ninguno la ha pedido. Adams viaja a España para presentar su libro “Memorias políticas”, o sea, pura propaganda personal a costa de la paz nacional que anhela este país. Muy agradecidos debemos estarle al señor del Sinn Fein. Sólo falta que un día de estos nos sorprenda con una visita el irreductible Francesco Cossiga, histórico democristiano italiano y ex presidente de la República italiana. Aunque, bien mirado, le echará para atrás que Aznar ya no esté al frente del país. Ya no podrá hacerse la foto con Ibarretxe y llamar al ex presidente del Gobierno “cabo de cuartel marroquí de la legión extranjera de Francisco Franco”. Una pena. Guindilla a los oportunistas incendiarios.