Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A Jesús Caldera, sectario ministro de Trabajo que olvida que con las cosas de comer (y el dinero de todos los españoles) no se juega

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con las cosas de comer no se juega. La ciudadanía puede tolerar el nepotismo y la cara dura hasta un cierto umbral de dolor. Llegados a ese punto parece el momento de decir basta.

Con las cosas de comer no se juega. La ciudadanía puede tolerar el nepotismo y la cara dura hasta un cierto umbral de dolor. Llegados a ese punto parece el momento de decir basta. Conocemos cientos de casos de comportamientos sectarios tras la llegada del PSOE al Gobierno, con Ministerios donde se han desplegados auténticas “cazas de brujas”, con sufridos funcionarios y técnicos inocentes en la calle, ujieres y chóferes caídos en desgracia. Ahora, se nos presenta un caso más. La parcialidad llevada al cenagoso terreno del reparto de fondos de todos los ciudadanos. Resulta que el Gobierno ha logrado recaudar de todos los españoles un total de 97 millones de euros —16.000 millones de pesetas— a través de la casilla de la declaración de IRPF señalada como “Otros fines de interés social”. Hasta ahora, parte de ese dinero se destinaba a la Asociación de Víctimas del Terrorismo, entidad que ostenta la Declaración de Utilidad Pública. Pues bien. El ministro de Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha decidido no conceder ni un solo euro a la AVT por “la limitación de crédito existente para atender la totalidad de los programas solicitados”. Bochornoso e inadmisible. La ciudadanía toma buena nota y pasará factura a su debido tiempo. Mientras tanto, guindilla picante para el parcial guiso presupuestario del señor Caldera.