Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

Jodi Rell, gobernadora de Connecticut, que a semejanza de algunos dirigentes socialistas, desprecia las ventajas de la educación concertada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Connecticut, las presiones de los sindicatos de profesores han conseguido que no se concedan más fondos públicos para nuevas charter schools –escuelas públicas de gestión privada–.

En Connecticut, las presiones de los sindicatos de profesores han conseguido que no se concedan más fondos públicos para nuevas charter schools –escuelas públicas de gestión privada–. Lo realmente chocante de esta decisión son las cifras. Desde 1997, se han creado 14 charter schools en el Estado. Según un estudio de la Western Michigan University, los alumnos de estos colegios sacan mejores notas en los exámenes nacionales que los de las escuelas públicas cercanas. El gasto por alumno es de 7.250 dólares cuando la media de los colegios públicos del Estado es de 9.100 dólares (en algunos distritos urbanos, como New Haven o Hartford, llega a los 13.000 dólares). En conjunto, tienen más de un 25% de estudiantes negros e hispanos. Y cada una tiene una lista de espera de 200 alumnos. A pesar de esto, la gobernadora republicana Jodi Rell no ha aprobado la ampliación de presupuesto que muchos esperaban para crear nuevas charter schools o admitir a más estudiantes. Guindilla a tanta cerrazón, imitada de forma mimética por algunos dirigentes socialistas en algunas regiones españoles.

·Publicidad·
·Publicidad·