Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A José María Aznar, que sigue dando muestras de imprudencia, excesiva locuacidad y falta de discreción: su “entorno” tiene que matizarle de nuevo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José María Aznar ha vuelto a cobrar protagonismo tras un polémico discurso en Valladolid en el que parecía rechazar el mensaje de la Dirección General de Tráfico ‘No podemos conducir por ti’. Afirmó: “yo siempre pienso: y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí. Déjeme que beba tranquilo, mientras no ponga en riesgo a nadie ni haga daño a los demás”. Y añadió: “No puede ir a más de tanta velocidad (…) déjeme que decida por mí”. Tras las duras críticas que generaron estas declaraciones, desde el entorno del presidente de honor del PP se ha salido al paso para matizar: “en ningún momento quiso minusvalorar el riesgo de mezclar alcohol y conducción”, pues “es un firme convencido de la necesidad de ser muy riguroso con este asunto, como demostraron las medidas que adoptó durante su mandato en el Gobierno”. Está visto que Aznar no está por la labor de pasar a un segundo plano y optar por la discreción, por el alejamiento de la vida pública española, como prometió. Cada vez que interviene es para alborotar y armar ruido. Hace unos meses, reconocía que no sabía nada de las armas de destrucción masiva en Irak. Alucinante. Ahora, el entorno de FAES tiene que salir a matizarle otras declaraciones sobre el vino y el Tráfico, señal de que muy oportuno no ha sido. Sigue sin acertar Aznar. Guindilla al ex presidente excesivamente locuaz.

·Publicidad·
·Publicidad·