Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

Al presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que ve una mano negra detrás de la citación a Otegi

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El barón socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra, adalid de las declaraciones a lengua suelta, cabalga de nuevo. Ayer martes en TVE, el presidente de la Junta de Extremadura, se manifestó en desacuerdo con la actuación del magistrado de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska que ha citado a declarar a Otegi por los actos violentos de la jornada de huelga ilegal que Batasuna convocó recientemente. En opinión de Ibarra, dicha actuación podría estar “motivada por algún tipo de interés en descabezar a aquellos que pudieran servir como interlocutores” en las conversaciones entre el Gobierno y ETA. Rodríguez Ibarra patina como en pocas ocasiones. Según él todos los días se convocan manifestaciones ilegales, pero claro, no se da cuenta de que en esas manifestaciones diarias no es costumbre poner cuatro bombas y cometer más de cien actos violentos. Además el presidente de Extremadura reconoce el papel de interlocutor de Otegi, en unas supuestas negociaciones que el Ejecutivo de su partido se empeña en negar. ¿O es que cuando se pueda detener a un terrorista, vamos a ordenar a las Fuerzas de Seguridad que se crucen de brazo? Ibarra no cree en la independencia de la Justicia, y así nos va. Guindilla a unas declaraciones desafortunadas.