Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

La LOGSE en las carreteras: Pere Navarro, que instalará radares de velocidad pero no sancionará a los infractores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un habitual consumidor de nuestras guindillas vuelve a asomarse por esta “su sección”. No tenemos nada personal contra Pere Navarro, Director General de Tráfico, pero traspasa demasiadas veces el límite del sentido común. Tras el caos producido en las carreteras por el tráfico durante los puentes vacacionales echa la culpa de todo a la Guardia Civil y apenas hace autocrítica. Ahora le da por instalar radares que no sancionarán a los conductores que sobrepasen los límites de velocidad permitidos.

Un habitual consumidor de nuestras guindillas vuelve a asomarse por esta “su sección”. No tenemos nada personal contra Pere Navarro, Director General de Tráfico, pero traspasa demasiadas veces el límite del sentido común. Tras el caos producido en las carreteras por el tráfico durante los puentes vacacionales echa la culpa de todo a la Guardia Civil y apenas hace autocrítica. Ahora le da por instalar radares que no sancionarán a los conductores que sobrepasen los límites de velocidad permitidos. Una norma que parece más bien inspirada en la “benévola” filosofía del “suspenso pero no” que impregnaba el espíritu de la LOGSE, pero que aplicada al mundo del tráfico, donde hay vidas –y sobre todo muchas muertes- de por medio, no puede más que calificarse de ocurrencia dadaísta. De los 125 radares que la DGT instalará este año, un buen número de estos dispositivos no sancionará a los conductores que sobrepasen el límite de velocidad. Los propietarios de los vehículos recibirán una notificación en su domicilio en la que se anuncia la infracción pero no recibirán ningún tipo de multa. Guindilla –esta es la tercera- para Pere Navarro por gobernar a base de medidas diseñadas para espíritus puros, pero no para españoles amantes en demasiados casos de la velocidad, las prisas y la imprudencia.

·Publicidad·
·Publicidad·