Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A Leo Bassi, que en aras del arte y la provocación, centra su obsesión en ofender a los católicos: ¿lo sabe Zapatero?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La asociación Tomás Moro anunció ayer que ha presentado una querella contra el humorista italiano Leo Bassi, por su obra teatral “Revelación” que desde el 17 de enero se representa en el teatro madrileño Alfil.

La asociación Tomás Moro anunció ayer que ha presentado una querella contra el humorista italiano Leo Bassi, por su obra teatral “Revelación” que desde el 17 de enero se representa en el teatro madrileño Alfil. Según la mencionada asociación, que se define como humanista cristiana, la obra vulnera el artículo 525.1 del Código Penal, algo que el propio Leo Bassi incluye entre sus objetivos: “La ofensa de todo aquel que tenga creencias religiosas”. Para lograr sus propósitos ofensivos Leo Bassi, al hilo del guión, llega a disfrazarse de papa, y realiza una parodia de la consagración eucarística con un preservativo en un gesto no sólo de mal gusto sino ignominioso. Bassi no sería tan valiente ofendiendo los sentimientos de los musulmanes. El cristiano jamás justificará unos medios por el fin y, amparándose en ese modo de ver la vida, Bassi pasea su provocación por Europa. Es un medio para ganarse la vida y sin duda muy rentable. Nadie puede negarle el derecho de sacarse unos cuartos como vea más conveniente (aunque sea, por ejemplo, a costa de comer heces, otro de sus números). Lo que sí es exigible es un respeto a las creencias de los demás, un tema tremendamente de moda. Los jueces deben actuar. Al presidente del Gobierno español, que con tanta diligencia ha acudido a defender al mundo musulmán, también se le espera. Mientras tanto, guindilla a una actitud intolerable.