Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A Lina Pavanelli, que lanza el infundio de que Juan Pablo II fue “ayudado” a morir (y a la prensa progre, que se hace eco para reabrir el debate de la eutanasia)

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El hecho demuestra hasta dónde están dispuestos a llegar algunos con tal de crear climas de opinión favorables a sus intereses. Se llama Lina Pavanelli y es la anestesista italiana que acaba de lanzar la hipótesis, absolutamente infundada, de que el Papa Juan Pablo II fue “ayudado” a morir. Así lo ha dejado dicho en un artículo de una revista italiana de segunda fila que hubiera pasado absolutamente inadvertido (dado lo disparatado de tal afirmación) si algunos colectivos no hubieran visto una oportunidad de reabrir el debate de la eutanasia. No hay ningún problema –todo hay que decirlo- en poner ese tema sobre la mesa de discusión las veces que haga falta. Pero utilizar sin ningún fundamento y de forma tan burda para ello la muerte de Juan Pablo II (o de quién sea) ofrece la verdadera catadura moral de estos colectivos. Da igual que los médicos que trataron en sus últimas horas al Sumo Pontífice hayan clamado indignados ante la falsedad de estas infundadas insinuaciones. Nada. Ha bastado un “¿y por qué no pudo ser?” para que la prensa progre –incluida la española-, que se dice seria y ‘de referencia’, se haya hecho eco del caso. La contraportada del diario El País del pasado viernes, sin ir más lejos, fue dedicada por entero al tema. Guindilla a la doctora y a la ‘rigurosa’ prensa que le ha hecho eco. Se les debería caer la cara de vergüenza.