Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A Magdalena Álvarez, ministra de Fomento y responsable última de AENA, que nada ha hecho por evitar el abusivo ‘overbooking’ de las líneas aéreas: basta ya

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Quién no tiene un familiar, un amigo, un conocido, un vecino… que se haya visto ya implicado este verano en una de esas situaciones, que tanto trastornan el inicio de las vacaciones, derivadas del overbooking? Parece mentira que en una sociedad donde los políticos tanto se esmeran en velar por la enérgica defensa de los derechos de los ciudadanos, todavía se den casos como estos: líneas aéreas de primer nivel, vendiendo billetes por encima de la capacidad de los aviones y jugando con hipotéticas cancelaciones para obtener mayores beneficios económicos. ¿Y quién paga? El usuario, que ha cumplido al detalle las reglas y, sin embargo, se queda en tierra por el sólo hecho de no haber llegado siete horas antes a la salida del vuelo. Habría que animar a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, a aplicar el nuevo reglamento europeo que entró en vigor en febrero de 2005 (véalo aquí) y que establecía normas comunes para las compañías aéreas de la Unión Europea en materia de indemnización y asistencia a los pasajeros en caso de denegación de embarque, cancelación o gran retraso de un vuelo programado. Las indemnizaciones iban a oscilar entre 125 y 250 euros para los pasajeros afectados por overbooking en vuelos inferiores a 1.500 kilómetros, de 200 a 400 euros en vuelos intracomunitarios que no superen los 3.500 kilómetros de recorrido, y entre 300 y 600 euros para los viajes de mayor recorrido de 3.500 kilómetros. Por cierto, que una de las personas que más batalla dio desde Estrasburgo en esta cuestión fue Loyola de Palacio. ¿No quería Zapatero impulsar medidas sociales para beneficiar a los ciudadanos? Aquí tiene un campo. Guindilla a Maleni, a la que aún no se le ha escuchado decir esta boca es mía.

·Publicidad·
·Publicidad·