Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

Al PP de Cataluña, deshecho en tensiones internas mientras crece su insignificancia ante la encrucijada del Estatut

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Son bien conocidas las desavenencias entre Alejo Vidal-Quadras, antiguo cabeza de lista del Partido Popular de Cataluña, y el actual jefe del partido, Josep Piqué. También se conoce la existencia de partidarios del primero y partidarios del segundo, tanto en Cataluña como en el resto de España.

Son bien conocidas las desavenencias entre Alejo Vidal-Quadras, antiguo cabeza de lista del Partido Popular de Cataluña, y el actual jefe del partido, Josep Piqué. También se conoce la existencia de partidarios del primero y partidarios del segundo, tanto en Cataluña como en el resto de España. De momento, quien cuenta con las bendiciones de Rajoy y con entrada privilegiada en Génova es Josep Piqué, pese a que su estrategia en Cataluña no ha dado los resultados esperados en términos electorales. Piqué sí ha conseguido —en parte- paliar la marginación de los populares en Cataluña y que todos los nacionalistas le saluden en el bar del Parlament. También ha logrado generar discordia en su partido al hablar mal de Acebes y Zaplana o, últimamente, al salirse de la línea de pensamiento del PP en la OPA de Gas Natural sobre Endesa. En los últimos días hemos asistido a un recrudecimiento de las batallas internas con cruces de declaraciones entre Piqué y Vendrell, por una parte y, por otra parte, Vidal-Quadras, a propósito de una multitudinaria conferencia de este en Barcelona. Todo resulta inapropiadamente cómico cuando en la ofensiva estatutaria el PPC tendría que concentrar ahí sus esfuerzos, y arreglar privadamente sus diferencias. ¿Existe falta de debate interno? El primer paso para el éxito está en la unión y la definición de un mensaje unívoco. Guindilla al desorden de tantas voces discordantes.

·Publicidad·
·Publicidad·