Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A esos empresarios y empleados sin escrúpulos, capaces de dar la espalda a un trabajador que murió electrocutado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La historia es algo truculenta. La contaba ayer el diario El País y arranca el pasado lunes. Ese día, murió un obrero cuando trabajaba en la Nacional A-2 colocando un cartel publicitario. El trabajador falleció electrocutado al rozar un cable eléctrico. Hasta aquí una tragedia más de la larga lista de accidentes laborales que ocurren en nuestro país. Pero he aquí que Victor K. C., como se llamaba la víctima, de nacionalidad húngara, de repente no trabajaba para nadie. Así al menos lo afirma la empresa para la que supuestamente realizaba aquel desempeño. Así lo declaran sus presuntos compañeros, que afirman no haberlo visto nunca. Por este motivo, la policía ha tardado 28 horas en identificar el cuerpo, que fue descubierto por tres trabajadores búlgaros, que también afirman ahora no conocer al fallecido. Y mientras tanto, la investigación de la Policía sigue. Inaudito pero cierto. Guindilla a los “agujeros negros” del sistema laboral.

·Publicidad·
·Publicidad·