Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

Al lehendakari Ibarretxe, que al hablar de Batasuna olvida que España es un estado de derecho y las leyes deben cumplirse

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Para el máximo dirigente del Gobierno Vasco “en esta sociedad no hay nadie, nadie, nadie, con independencia de a quien vote, que cuestione si Batasuna existe o no como formación política y si puede hacer reflexiones políticas”.

Juan José Ibarretxe, lehendakari vasco, declaró este domingo en una entrevista al diario Deia que Batasuna hará sus reflexiones en el acto del próximo día 21 de enero, “las trasladará, y lo que nos corresponde a los demás es valorarlas políticamente, en vez de discutir si se puede celebrar ese acto”. Para el máximo dirigente del Gobierno Vasco “en esta sociedad no hay nadie, nadie, nadie, con independencia de a quien vote, que cuestione si Batasuna existe o no como formación política y si puede hacer reflexiones políticas”. Lo que olvida el Lehendakari es que Batasuna, a día de hoy, es un partido ilegal por obra y gracia de nuestro sistema constitucional y al margen de sus convicciones personales. Y al ser ilegal, un representante que ostenta un cargo de responsabilidad gracias al estado de derecho no puede defenderlo como si estuviera bendecido por la señora de la venda en los ojos. El lehendakari confunde la realidad con legítimos deseos. Lo que tendría que hacer don Juan José Ibarretexe, si está tan convencido de la legalidad de Batasuna, es proponer una reforma de la ley de partidos con arreglo a Derecho, o conseguir que esos chicos a los que tanto gustan los congresos y asambleas dejen de juntarse con los otros chicos a los que tanto gustan las pistolas y condenen de una vez la violencia. Si no, cualquier día de estos, la ley en este país valdrá lo mismo que un cromo, y el sistema judicial será el sitio en el que cada vecino de España vaya a echar su basura cuando le venga en gana. Guindilla a unas declaraciones tremendamente irresponsables.