Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Amenábar, a la carga

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No creo que sea un cúmulo de casualidades. Alejandro Amenábar hace una película en la que se justifica la eutanasia, se ridiculiza a otro tetrapléjico que opta por luchar por seguir viviendo, al tiempo que se ataca a la Iglesia pues el segundo es un sacerdote que trata de ser coherente con sus convicciones. Y coincidiendo con la promoción de la misma, el director proclama su homosexualidad.

 

Los elogios a la película son unánimes en toda la prensa afín al gobierno de la nación y al tripartito catalán, mereciendo incluso honores de primera página y toda serie de editoriales y artículos en la que se la pone por las nubes. ¿Alguien duda qué película acaparará el mayor número de premios en la próxima edición de los Goya, sabiendo quienes votan los mismos?

 

Y todo ello coincide con que el gobierno de Rodríguez Zapatero pretende aprobar la eutanasia y el matrimonio homosexual, y con los reiterados ataques a la Iglesia Católica por oponerse a las mismas de parte de políticos y comentaristas de izquierdas.

 

Lógicamente en las encuestas posteriores que se hagan -ya habrá medios interesados en hacerlas- a tan efectiva campaña de intoxicación intelectual, está cantado lo que reflejarán las mismas sobre la opinión de los españoles con relación a la eutanasia y el matrimonio homosexual. Lo que facilitará que se aprueben esas leyes paradigmáticas del progresismo del nuevo ejecutivo. Lo que no tengo del todo claro es si es el gobierno el que se está aprovechando de la promoción de la película, o es la película la que se está beneficiando de una publicidad gratuita en los medios que apoyan las estrategias del gobierno.

 

¿Y de la película en sí qué decir? Que particularmente, a pesar de que es posible que me traten de “carca” o retrógrado, yo prefiero el cine americano al español y las películas de Frank Capra a las de Amenabar.