Jueves 29/09/2016. Actualizado 13:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Anticonceptivos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un día del mes de Agosto fui a una farmacia a comprar un producto para deshacer un tapón de cera de una oreja, la farmacéutica me dijo que sin receta no lo podía vender. Este hecho me ha llevado a pensar en un documento del Departament de Sanitat sobre la píldora del día después que apareció en la prensa el pasado 10 de septiembre, en el que se decía que este fármaco, la píldora, se dispensará en unos cuarenta puntos de las comarcas gironinas y que según la intención de la Consejera que le encabeza, Marina Geli, "es que la pastilla (píldora) del día después se encuentre disponible sin receta en las farmacias".

 

En el escrito del Departament se encuentran vaguedades que pienso o serán intencionadas, ya que se habla de anticoncepción y de interrumpir el embarazo, como por ejemplo: "En la segunda fase... el Departament prevé que el tratamiento anticonceptivo postcoital..." y más adelante se dirige "A las gironinas que hayan mantenido una relación sexual sin protección o les haya fallado el método anticonceptivo, teman que pueden estar embarazadas, podrán acudir..." Si es trata de un fármaco que se toma después del coito no es un anticonceptivo, sino un abortivo, en el artículo se reconocía con cierta claridad " las que hayan... y teman estar embarazadas".

 

En el estudio elaborado por el Hospital del Mar (Barcelona), avalado por el Consejo General del Colegio de Farmacéuticos y publicado la primera semana de septiembre, refiriéndose a la píldora del día después, se dice: "La píldora provoca la descamación del endometrio (la pared interna del útero). Aunque un espermatozoide haya fecundado el óvulo, el embrión formado no encuentra un tejido adecuado para anidar y es expulsado". Esto nos demuestra que la píldora del día después no es un anticonceptivo, sino un abortivo.

 

Desgraciadamente nos sorprenden las incoherencias del Departamento: primero, al nombrar incorrectamente un producto. Segundo, al no decir los efectos del mismo como la interrupción voluntaria del embarazo (aborto) ni los secundarios y, tercero, al hecho de que para comprar un producto anticerumen se necesite receta médica y que un disruptor endocrino, con efectos abortivos y otros secundarios, le pueda comprar libremente cualquier persona a cualquier hora y en cualquier farmacia.