Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Bienvenido sea el 'Año de la Verdad'

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nuestra tristeza, incrementada estos días por el más intenso recuerdo de nuestro hijo, uno de los 192 mártires de la democracia española, se ha visto aligerada por los testimonios de cariño y recuerdo de nuestra familia, de los amigos, de otras víctimas del terrorismo y, muy especialmente, por dos de los amigos íntimos de él.

Nuestra tristeza, incrementada estos días por el más intenso recuerdo de nuestro hijo, uno de los 192 mártires de la democracia española, se ha visto aligerada por los testimonios de cariño y recuerdo de nuestra familia, de los amigos, de otras víctimas del terrorismo y, muy especialmente, por dos de los amigos íntimos de él. Precisamente, en estas fechas en que recordamos la venida de Jesús a Belén, estamos sintiendo una fuerza interior que nos anima a confiar en el "gran derrotado de la humanidad" pero levantado de una vez y para siempre, por el mismo que lo envió.

Sí, el triunfador inicial parecía Pilatos, el Sanedrín, el pueblo que días antes lo recibió con palmas y ramos de olivo, pero la justicia humana quedó derrotada por el amor, y ya para siempre. Durante estos días hemos vivido algunos hechos que voy a enumerar de mayor a menor: El Rey se ha referido al terrorismo con estas palabras: " De la profunda crueldad del terrorismo dan testimonio la muerte y el sufrimiento de tantas víctimas, así como el dolor de sus familias, a quienes debemos nuestro respeto, afecto, apoyo y solidaridad." Los comentarios prefiero que los ponga el lector.

El segundo asunto se refiere a la inútil reunión mantenida por el presidente del Ejecutivo salido del 11-M y el Jefe del único partido opositor. Me extraña y me produce pena comprobar que, ambos líderes, elegidos el 14-M no hayan aprovechado la ocasión para adoptar el compromiso conjunto de investigar el 11-M hasta las últimas consecuencias. Si en las negociaciones con ETA no puede haber acuerdo, en el caso del 11-M creemos que ambos estarán igual de interesados en conocer la verdad. El tercer hecho está relacionado con la prisión de los policías que tuvieron la osadía de hablar con "El Mundo". ¡Enhorabuena! a ellos y a sus familiares, ya que gracias al sindicato policial CEP y a la solidaridad de muchas personas de bien, han podido pasar la Navidad con sus familiares, cosa que no parece ilógica aunque nos la quieran vender con otro envoltorio.

Este desdichado asunto tratado por el juez del Olmo -instructor del 11-M- sin ser competente, parece que tiene visos de enderezarse igual que ocurrió con la falsificación del informe del ácido bórico. Esta es la prueba palmaria de que aún quedan personas honradas y difíciles de amedrentar. Respecto a ciertos jueces, parecen no tener reparos para exhibir la camiseta con la que juegan el partido.¿Qué podemos hacer los ciudadanos ante tanto cúmulo de cosas marcadamente irregulares?

Yo he encontrado la clave en un movimiento cívico que se autodenomina "Peones Negros". No descansan ni en las fiestas de guardar: investigan, animan, denuncian, no se politizan, defienden incondicionalmente a las víctimas y su causa, y sobre todo, luchan de forma incansable y denodada por descubrir la verdad de los atentados del 11-M. Creo que este, ya importante, grupo de ciudadanos que, además de trabajar para subsistir, trabajan para hacer de su país una nación libre y decente, merecen el reconocimiento tanto de las víctimas como de toda la ciudadanía sensibilizada con la causa de la verdad.

Este grupo junto con los medios de comunicación libres, que constituyen el cuarto poder, hacen que estemos convencidos de que el año que comienza, se convierta en el año de la verdad. El resto del horizonte social y político no ofrece ningún destello de luz sobre este asunto.