Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Burla etarra

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con los atentados de Atocha, parece que se perdió en España el seso.

Un potente artefacto explosionado en Barajas, ha advertido de la calidad de la gente con la que negocia Zapatero. ¡Cuántos muertos podría haber habido, indiscriminados! Con los atentados de Atocha, parece que se perdió en España el seso. Algunos quizá creyeran que el “talante” prometido por Zapatero, era suficiente para acabar con el terrorismo de tantos años. Otros no necesitaron la evidencia, que intuían. 

La desesperación alemana llevó a ese país a la dictadura nazi; la desesperación española ante el terrorismo, en momentos sin serenidad para la reflexión, alzó a Zapatero a la Moncloa. Ahora, a muchos nos duele que se nos rompa España y que el terrorismo vuelva rearmado. Con la violencia sólo se puede acabar desde la aplicación de la ley sin contemplaciones; pero el “proceso de paz”, ¿acaso no dio alas a los etarras, acorralados ya por Aznar y su equipo de gobierno?

Las consecuencias las cantó muchas veces Rajoy; pero sólo interesó desprestigiarle e intentar socavar la confianza en el gallego hasta de simpatizantes del partido popular. En esto son especialistas muchos de la izquierda: en el desprestigio de los mejores. Es lo único que ha interesado seriamente al equipo de Zapatero: la marginación de los populares.

“¡Qué lástima que Rajoy no sea de los nuestros!” –decía un socialista en el extranjero-. Y yo me digo: ¡cuánto miedo debe tener el PSOE a Mariano, que, estando en el gobierno, se instala todos los días en la Oposición. En fin, los terroristas se burlaron de Zapatero, como de muchos españoles. ¿Qué esperaban? “Listos” ellos.