Lunes 26/09/2016. Actualizado 13:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Bush, coherencia y firme voluntad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esto se ve que han valorado los norteamericanos en Bush, un hombre de inteligencia normal y de férrea voluntad: su coherencia, por encima de los fallos o defectuosas estrategias de guerra. Han visto en Bush al patriota fiel a sus ideales religiosos y morales, por tantos norteamericanos compartidos en lo esencial. Le han votado los evangélicos; le han votado losluteranos; le han votado los católicos, un porcentaje muy alto de fieles de esta religión, la de mayo rnúmero de adeptos en el vasto territorio de Norteamérica.

Muchos le han votado por lo mismo: porque actúa como piensa sin pararse a discutir, y por su inquebrantable y clara actitud frente al totalitarismo del terrorismo islámico que nos amenaza a todos.

Los evangélicos le han votado porque le ven hermano; los luteranos y demás protestantes, por algo así también; los católicos, porque sabe llevar a la vida pública los valores morales  que individualmente profesa, sin contemporizar con corrientes postmodernas de corrupción  disgregadoras de lo humano.

Le ven sencillo, sin  complejos ni temor al qué dirán. A todos gustó un día el giro de su vida al acercarse por la oración a Jesucristo, redimiendo incluso su cuerpo, que se acostumbraba  al alcohol. Votó a Bush la "Mayoría moral", una Plataforma norteamericana integrada por hombres religiosos, otras muchas personas  y padres de familia  celosos de la moral.   

¿Qué decir del católico Kerry? ¿Cómo no ha entusiasmado Kerry al electorado de su mismo signo religioso, que se aglutinó un día para otorgar la candidatura al Presidente Kennedy? Kerry no se cansaba de afirmar de palabra su catolicismo y de emitir sus mítines bajo las siglas en el atril, de "Jesús Hombre Salvador" (JHS). ¿Cómo no se atrajo el voto mayoritario católico, tanto como pesa allí la religión en el voto?

Kerry decía estar personalmente  contra el aborto, pero incongruentemente  no defendía la vida de todos, postulado del quinto mandamiento; ni defendía la verdad sobre el hombre y el matrimonio. Le han visto como católico de platillo y cartel. La disociación entre vida privada y pública demuestra falta de autenticidad.  En América son así, y aquí puede que pronto también sepamos apreciar las diferencias.