Viernes 09/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La Comunidad de Madrid al descubierto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En estos últimos meses la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid está haciendo unas rigurosas inspecciones en numerosos colegios de la capital, persiguiendo sin piedad cosas tan escandalosas como que se tome un vasito de vino en la comida de los profesores (aunque estén en local aparte de los alumnos), o que haya algún profesor fumando en su despacho o en cualquier otro lugar que no esté señalado como "zona reservada para fumadores", que ha de ser siempre recóndita y alejada de cualquier posible mirada de cualquier alumno. Las multas que están imponiendo se acercan en muchos casos a los 6.000 euros, y se amenaza si hay reincidencia con cifras astronómicas.

 

Es asombroso, pero quizá es más asombroso todavía que sea la misma Comunidad de Madrid quien en esos mismos colegios distribuye preservativos a los alumnos y les facilita gratis la píldora del día después. Se ve que hay un doble rasero bastante curioso: nuestros alumnos no tienen responsabilidad ni autonomía para poder ver de lejos a un profesor fumando, pero sí la tienen para promover en ellos las relaciones sexuales adolescentes.