Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Consejo Escolar del Estado amañado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No se sabe cómo, pero a partir de las elecciones de Marzo del 2004, el Consejo Escolar del Estado ha cambiado, no sólo de postura con respecto a temas esenciales para la vida escolar, sino en su formación, constitución y presupuestos.

 

¿Es que el hecho de que gobierne uno u otro partido ha de cambiar la composición de una organización de representación social? En este contexto, el citado Consejo Escolar aconseja al Estado que retire los tratados con la Santa Sede por ser inconstitucionales (25 años y nadie lo había advertido), se quite la clase de religión del horario escolar y, por supuesto, que no sea evaluable.

 

Estoy convencido que se trata de un tema importante, de Estado, y la decisión es grave, pues afecta directamente a las relaciones con el Estado Vaticano; no tiene en cuenta algunos artículos de la Constitución Española; va en contra de la voluntad de la gran mayoría del pueblo, casi el 80 % de los padres de alumnos han escogido la asignatura de religión para sus hijos; y no tiene en cuenta la opinión de los ciudadanos, tres millones de firmas se han presentado, pidiendo se mantenga la asignatura de religión, al Ministerio de Educación.

 

En esta sesión del Consejo Escolar todos los miembros de la CEAPA (asociación de padres de la escuela pública) han votado a favor de la propuesta, esta postura me lleva hacer la pregunta: ¿A quién representa la CEAPA si vota en bloque contra el pensamiento de la gran mayoría de sus teóricos representados?

 

Por si fuera poco la propuesta se ha aprobado gracias al voto de calidad de la presidenta del Consejo. No entiendo por qué la aprobación de esta propuesta se ha vendido a los medios con tono triunfalista, si no es para poner en bandeja, una vez más, que el Presidente pueda mostrar su buen talante. "La asignatura de religión no desaparecerá" dijo este a posteriori.

 

Está claro, el Gobierno se frota las manos, por mucho que hagamos no será tanto como piden los órganos consultivos.