Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Cria cuervos...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sinceramente, este año me había propuesto no escribir después de mi "incursión" en los actos de ERC con motivo de la Diada y me había propuesto no escribir pues, en definitiva, se trataba de mas de lo mismo teniendo en cuenta las "citas" de años anteriores movido por una morbosa desviación que empieza a preocuparme. No obstante, me veo obligado a ello cuando leo las manifestaciones de Carod con respecto a los altercados, por la mañana, en el Fossar de les Moreres entre sus Juventudes y otros grupos de tendencia mas radical, englobados en la CAJEI (Coordinadora de Asambleas de Jóvenes de la Izquierda Independentista) y sus acusaciones de freaks, fachas y marginales para quienes les habían administrado la misma medicina que, desde su existencia, han estado acostumbrados a administrar ellos para con todo bicho viviente que no comulgue con los sagrados principios del Movimiento "Nazional-Catalanista". Acusaciones similares las había hecho, la misma tarde del 11, el jovenzazo de las JERC al inicio de su vehemente y fanatizado discurso pero, dada su circunstancia, podía considerarse como efervescencia de la edad (algo así como el acné juvenil pero en versión verborreica). Y me veo obligado a escribir porqué, si al jovenzazo se le podía disculpar la ceguera fanática, a Carod, con mas edad, saber y gobierno - especialmente gobierno - no se le puede disculpar el cinismo de sus ataques, ni su complacencia con la investigación que ha anunciado Maragall, pues es sobradamente conocedor que, esos supuestos freaks, fachas y marginales, son los que iban tanto de teloneros, como por el centro y por la cola de su manifestación. Cierto que, con pancartas, letreros y panfletos distintos pero, a la hora de la verdad, con los mismo slogans que su militancia natural pues no son mas que la consecuencia obligada del semillero de odio que ha venido sembrando junto con sus ad-lateres Puigcercós, Portabella, Ridao, Huguet y compañía. Que no Carod, que no; que estamos hartos de vuestra prepotencia, de vuestro cinismo y de vuestra desvergüenza y si tan aficionados sois a los slogans insultantes, imponte de este que, en la medida de mis posibilidades, procuro divulgar al máximo entre la buena adolescencia y juventud receptiva: Carod os engaña, Cataluña es España. Y eso no es "catalanofobia" como te llenaste la boca durante tu discurso en loor de multitudes, es tan solo una realidad que conviene no olvides.