Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Crímenes del siglo XX

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se juzgaron los crímenes nazis en Nuremberg ( 20-XI-45), y el mundo entero conoció su barbarie. Sólo excepciones anecdóticas, estarían dispuestas a repetir, si es que lo están. Buena es la memoria histórica para evitar las desvergüenzas contra la Humanidad ( se cifra el número de asesinatos en la Europa central, en seis millones de inocentes). Ha habido otros crímenes horrendos en Europa Oriental a manos de otra dictadura: la “Dictadura del proletariado” o dictadura comunista, todavía no juzgada, y cuyo sistema llevó a bastantes pueblos a la ruina económica y social, aparte de los crímenes perpetrados contra la Humanidad (por motivo religioso o ideológico). Es preciso que los crímenes de estas dictaduras, que se desenvolvieron en territorio europeo desde el año 17 al 89, afloren en la conciencia mundial, para que no se repita aquí la gravedad y amplitud de las violaciones de los Derechos Humanos, todavía en vigor en las dictaduras comunistas de Cuba, China y Corea del Norte. Mientras los crímenes del Comunismo no sean juzgados con mayor amplitud, como fueron los de los del Nazismo en Nuremberg, siempre será real el peligro de su renacimiento. Tras la caída del Muro de Berlín, en los países libres se camuflan bajo siglas de mejor connotación (a veces se alistan en partidos moderados o nacionalistas extremados), y esparcen sus errores por la superficie de la Tierra (ideología de género bajo el amparo de un feminismo comunista radical, el aborto, etc.). Se auto proclaman como defensores de la libertad, que entienden de modo distinto al común de los mortales. Con mentalidad totalitaria, sólo admiten lo único: escuela única, partido único...Cuando alguien les estorba, su táctica invariable es la denigración y el desprestigio social.