Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Curioso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pesar del éxito de participación y de organización que está teniendo la Jornada Mundial de la Juventud, como era de prever, ya han empezado algunos a intentar aguarla con sus críticas. Como las del colectivo "Somos iglesia". Su portavoz en Alemania, Tobías Raschke, ha dicho que han sido excluidos en los encuentros los grupos discrepantes como los de ayuda a los enfermos de SIDA y los de homosexuales. A lo que se estaba refiriendo en realidad es a que no se ha aceptado a los que propugnan el uso del preservativo y a que estos adminículos se repartan entre los participantes en la Jornada. Pero la manera de expresarlo también lleva a confusión en el sentido de que parece decir que solo a los grupos discrepantes les preocupan los enfermos del SIDA. Hay muchas organizaciones católicas fieles al magisterio de la Iglesia que se ocupan de estos enfermos y que también participan en este encuentro con el Papa. Sin ir más lejos, las monjas de la Madre Teresa de Calcuta, que fueron las primeras en acogerles en sus casas. También dijo el señor Raschke, que por su cuenta organizarán foros alternativos; pero ni la Jornada Mundial de la Juventud es un foro de debate, ni la Iglesia es una democracia, ni el mensaje de Jesús, que es lo que los jóvenes desean escuchar en Colonia, se decide en discusiones públicas o por mayoría de votos. Por cierto: nunca he leído un comunicado de "Somos iglesia", a favor de este Papa o del Anterior. Curioso, ¿no?