Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Por los Diarios de Sesiones de la II República me conoceréis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Seguro que una gran mayoría, sea cual sea nuestro ideario político, tenemos muy arraigado aquello que decían los socialistas: "Por encima de los intereses de clase, por encima de los intereses particulares, está el interés del Estado".

Sr. Director: Como contribuyente y ciudadano reclamo a nuestros gobernantes que se afanen más en optimizar la gestión de las grandes partidas presupuestarias para que todos progresemos realmente. Pero en esto todos tenemos mucho que hacer y decir.   Urge pensar más en qué es lo que cada uno podemos hacer por el bien del país y evitar actitudes pasivas y de "aquí me las den todas". Así, cada uno es parte de la mejora de Cataluña, Andalucía, Valencia o Asturias, lo cual es previo y más necesario que cualquier nuevo Estatuto de Autonomía. Y tan es así que, a los políticos y líderes audiovisuales que de verdad quieran recuperar la memoria histórica, les animo a leer alguno de los Diarios de Sesiones de los meses de mayo y junio de 1932 de las Cortes Constituyentes de la II República española.   Por ejemplo el discurso del republicano de izquierdas Felipe Sánchez Román del día 6 de mayo de 1932, en el que, de forma muy sosegada y respetuosa alerta sobre el proyecto de "Estatut de Núria" que modificaba la Constitución republicana. O las magníficas intervenciones de D. Miguel de Unamuno.   Seamos optimistas e incluso audaces pero, como en el cuento de “La lechera”, al final la jarra se nos puede romper. Busquemos con serenidad el poder ahorrarnos pérdidas innecesarias, perjuicios y prejuicios, dolores de cabeza y tiempo. Tiempo y discusiones viscerales que, como mínimo, nos hacen perder energías y tal vez buenas amistades.   Seguro que una gran mayoría, sea cual sea nuestro ideario político, tenemos muy arraigado aquello que decían los socialistas: "Por encima de los intereses de clase, por encima de los intereses particulares, está el interés del Estado". A estas alturas de la película, todo el mundo sabe que la disgregación en naciones o "realidades nacionales" no es un bien de futuro para ningún Estado moderno.

·Publicidad·
·Publicidad·