Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Don Regalado en el ‘Caso Malaya’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el “caso Malaya” don Regalado, por muy fuerte que sea la tormenta, brilla con luz propia como si fuese el rey sol entre las nubes.

Don Regalado vive, a pesar de que la tacañería es muy nuestra, hasta el punto que un amigo el otro día me confesó que estaba soñando que se estaba tomando un café y se despertó para no pagarlo. ¿Quién no tiene un primo así, todo un caradura? Qué bote el que lo tenga. Por lo que más quieran no lo hagan, vayamos a hacer otro boquete en la tierra, que bastante ya tenemos con lo del agujero de la capa de ozono. Pues nada, insisto, don Regalado es una persona jurídica para más santo y seña: la promotora Aifos. Jueces, notarios, registradores, abogados, ediles y funcionarios municipales de las provincias de Málaga, Almería, Jaén, Granada, Alicante y Madrid figuran entre los destinatarios de los regalos efectuados por esta tipa o tipo, siempre dispuesta/o a dejarse querer. 

En el “caso Malaya” don Regalado, por muy fuerte que sea la tormenta, brilla con luz propia como si fuese el rey sol entre las nubes. Al parecer, sólo hay que caminar por los informes policiales recogidos en la parte del sumario sobre la que el juez instructor ha levantado el secreto, para darse de frente con una relación de las autoridades a las que ofreció dádivas, bien de tipo material o de disfrute de servicios de alojamiento, salud y belleza. Esto suele pasar por cosechar poderes sin límites, un frenesí que emboba a cualquiera. Somos pura tentación. Si Adán hubiera rechazado la manzana de Eva el paraíso no se hubiese corrompido. Lo cruel de toda esta verbena de lujo y derroche es que don Regalado, o sea la persona jurídica Aifos, no tenía corazón. Para nada pensó en los que nadie quiere tenerlos ni como vecinos. Hablo de la legión de excluidos que no tienen donde caerse muertos ni bocado que llevarse a la boca. Qué injusto es don Regalado.

La Policía mantiene en su informe que los regalos e invitaciones de la persona jurídica Aifos estarían destinados a crear “condiciones favorables a sus intereses empresariales”. Como ven, además este Regalado es de un interesado que se sale de lo normal. Cicerón, que era más listo que el hambre, ya predijo el sentimiento de estos tipos/as: quien hace el bien por interés, es astuto, pero nunca bueno. Es cierto, si los ademanes de don Regalado en el “caso malaya”, están causando un grave daño desde el punto de vista material y un enorme costo al pueblo, sus efectos son todavía más negativos; puesto que, cuando todo se compra y se vende sin ética, lo irresponsable toma gobierno y lo inmoral bastón de ordeno y mando.

Este corrupto don Regalado no nos interesa que viva. Es un puro demonio vestido de lagarto. Acabar con la corrupción y la podredumbre es tan urgente como necesaria. Será grave esta lacra que impide la promoción de la persona y hace que las sociedades sean menos justas y más cerradas. También menos transparentes y más viciosas. El camino del vicio no solamente nos lleva a la deriva, sino que se precipita hacia el abismo. El que avisa… Cuidado, pues, con don Regalado, el trampas, no se adentre en sus vidas. Sobre todo si es titular de poder soberano. Que, al fin y al cabo, la verdad es hija del tiempo, no de la autoridad.

·Publicidad·
·Publicidad·