Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Educación de calidad y en libertad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Por una educación de calidad y en libertad, se prepara una Manifestación el 12 de noviembre en Madrid. Un amplio sector del profesorado lamentamos el escaso consenso de la nueva Ley de educación y que no se incluyan acciones para reforzar la autoridad de los profesores, con lo que no esperamos que mejore el ambiente de los centros. También los padres, hartos ya de que se juegue con la enseñanza de sus hijos, rechazan el recorte de “derechos constitucionales” e intervencionismo del Estado en la LOE, que les impedirá elegir centro e ideario educativo, salvo a quienes puedan pagárselo de sus bolsillos. La administración correspondiente fijará el destino de los alumnos según una puntuación ( art. 82.2). No lo ignoremos: son los padres los que tienen el derecho y el deber inalienable de educar a sus hijos. La función del Estado es sólo subsidiaria. El proyecto de la LOE, lo ignora y cae en la tentación totalitaria. Muchos padres y profesores exigen un pacto de Estado por la Educación “con la participación de las distintas organizaciones educativas y con la Conferencia Episcopal, en el marco de la Constitución y los tratados internacionales”. Con la LOE, habrá recortes en asignaturas humanísticas, mientras será obligatoria la nueva asignatura “Educación para la Ciudadanía”, que podría servir para un adoctrinamiento ideológico interesado, sin tener en cuenta las convicciones morales de los padres. La calidad de la educación se deja ver en las encuestas, que sitúan a nuestros alumnos por debajo de la media europea. Pero la LOE no corrige los motivos del fracaso, al mantener la misma filosofía de la LOGSE: la “enseñanza comprensiva”, que permite pasar de curso con asignaturas pendientes (con tres suspensos, art. 28.3). Ahora, además, se permitirá a los alumnos no acudir a clase (“novillos”) cuando lo decidan democráticamente. Como dice el Consejo de Estado, “la educación en el mérito y la capacidad individual (...) no aparece mencionado ni un asola vez (...), se olvida que los alumnos deben, fundamentalmente, estudiar(...)”.