Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Educación cívica a la baja

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hoy he hecho algo que hace tiempo que no hacía: viajar en metro y en un tren de cercanías. La experiencia no puedo decir que haya sido positiva sino todo lo contrario. Y no por culpa de la RENFE o la empresa del Metropolitano, ya que la puntualidad y calidad del servicio han sido excelentes. De lo que me quejo es de la gente.

 

Lo que primero me ha impresionado negativamente es la pinta de muchos adolescentes -chicos y chicas- que aparte de denotar un tremendo mal gusto, con su forma de vestir parecían querer significar que están en contra de todo convencionalismo social. Luego con sus hechos lo demostraban: hablando a gritos, corriendo por el pasillo y sin que ninguno de ellos se haya levantado ante personas ancianas que iban de pié. E incluso uno que iba sentado en cuclillas y descalzo, hacia ante mis narices pelotillas con la porquería que tenia entre los dedos de los pies.

 

Pero la falta de civismo no solo es patrimonio de los jóvenes. Estando ante la ventanilla del tren ha llegado un señor, que saltándose toda la cola me ha pedido que si le podía dejar pasar ya que se le escapaba el tren; he accedido pues para el mío tenía tiempo sobrado. Luego me lo he encontrado tan campante en el mismo vagón que yo. Vagón en el que me he enterado de la vida y milagros de varias personas que hablaban a viva voz por sus móviles sin ningún sentido de la discreción ni de la intimidad.

 

La culpa de todo esto no es del gobierno ni de la oposición: la tenemos todos. Por pensar poco en los demás, por la falta de autoridad y el permisivismo con que educamos a nuestros hijos y por seguir la corriente a unas modas pedagógicas en las que parece las formas, no sólo no tienen importancia sino que son algo retrógrado. Comentando estas cosas con un vecino de asiento me ha comentado: "¿Por qué le extraña? En los colegios van y actúan igual; y lo que es peor, algunos profesores no van mejor vestidos que ellos." Los responsables de la educación -padres y profesores- deberían tener en cuenta que los buenos modales, la elegancia y el cuidado de las formas también educan cívicamente.

·Publicidad·
·Publicidad·