Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Enseñar Religión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los profesores de Religión (católica o cualquier otra) imparten una materia que implica una perspectiva específica ante los problemas morales y sociales.

Aunque han pasado ya unos días creo que con relación a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que desestimó la cuestión de inconstitucionalidad planteada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias -relativa a una disposición adicional de la Logse y a ciertos preceptos del acuerdo España-Santa Sede sobre enseñanza y asuntos culturales-, está provocando una polémica alimentada de forma artificial.

Es conveniente dejar claros algunos conceptos ahora. El TC ha abordado en otras ocasiones problemas análogos con una jurisprudencia muy matizada, por ejemplo, respecto del deber que incumbe a los profesores de un centro educativo de titularidad privada de respetar el ideario del mismo centro. Los profesores de Religión (católica o cualquier otra) imparten una materia que implica una perspectiva específica ante los problemas morales y sociales. Ése es el genuino pluralismo que proclama la Constitución, propia de una sociedad moderna que dejó atrás, por fortuna, cualquier imposición dogmática aunque ahora se disfrace de progresismo.