Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Estudios sobre la homosexualidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay quienes hablan de cuatro millones de homosexuales en España. ¿En qué se basan? ¿Habrán tomado nota errónea de los estudios del biólogo Alfred Kinsey (especialista en insectos)?

 

Hace unos sesenta años y con un muestreo poco fiable por su procedencia (buena parte eran ex-presos, gente acusada de abusos sexuales, hombres dedicados a la prostitución, gente en tratamiento y homosexuales),  con técnicas que resultan ahora anticuadas,  Kinsey  afirmó que un 10% de los hombres que él examinó tuvo esas relaciones durante unos pocos años y que,  pasada la adolescencia, sólo el 4% se mantenía homosexual.

 

De estudios posteriores realizados en Estados Unidos, se  concluye que los homosexuales apenas sobrepasan el  2%; incluso hay un estudio que fija la cifra en 0,6% (Encuesta del National Opinión Research Center). En otros estudios internacionales se sitúa la homosexualidad en aproximadamente el 1% . 

 

España no se distancia, pues sólo el 1% de la población, según el INE, mantiene relaciones exclusivamente homosexuales, aunque tres de cada cien personas reconozca que ha mantenido en alguna ocasión este tipo de relación  (encuesta publicada por la ministra de sanidad el 27 de julio de 2004). Así que la cifra de homosexuales en España está muy lejos de los cuatro millones que se anuncian. ¿Por qué se falsea la realidad?

 

Lo peor del caso es que el “homosexualismo” se ha convertido en “políticamente correcto”, y  podría ocurrir que los homosexuales que quieran encontrar su propia identidad sexual (masculina, ellos; femenina, ellas), se vean en la tesitura de no saber a dónde acudir porque nadie se anuncie ni se especialice por estos lares.

 

Nadie nace homosexual: se hace. Las causas son diversas: ambientales, educativas, vivencias traumáticas en la familia o fuera... El afán de transgredir de algunos jóvenes y la “comedura de coco” que alcanza a algunas personas, puede llevar también a ese tipo de relaciones.

·Publicidad·
·Publicidad·