Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

¿Gallardón quiere ser el próximo Gobernador del Banco de España?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este alcalde utiliza estas traiciones a su partido para situarse a la cabeza de la progresía de este país. Últimamente se ha dedicado a subvencionar eventos que poco tienen que ver con el interés de la ciudad de Madrid

El pasado fin de semana, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha oficiado su primera boda gay. Convertido en un "Zerolo" de lujo, el alcalde, con habitual expresión consuetudinaria y tramposa, está orgulloso de su "heroica" hazaña. Su actuación va en contra de la estrategia política de su partido, ya que este ha presentado un recurso de anticonstitucionalidad hace unos meses por la ley del matrimonio homosexual.   Mientras, el PSOE ha sabido aprovechar el asunto para aplastar a la oposición con su implacable mayoría mediática. Este alcalde utiliza estas traiciones a su partido para situarse a la cabeza de la progresía de este país. Últimamente se ha dedicado a subvencionar eventos que poco tienen que ver con el interés de la ciudad de Madrid, como el Pornolab, un lugar donde se realizan talleres de orgías y campañas a favor de la legalización de los tríos.   ¿Y el alcalde piensa que la pérdida de votos por la derecha se va a compensar con los nuevos votantes que provengan de la izquierda? ¿O es que su verdadera estrategia es lograr la alcaldía por la mínima y que la pérdida de votos influya en un peor resultado en la Comunidad de Madrid, para que el PP pierda dicha Autonomía?   Recordemos que esto supondría un duro golpe para su principal rival dentro del PP, que después de Rajoy, es Esperanza Aguirre. Mediante esta astuta estrategia, el alcalde se lanzaría a lograr la presidencia del PP de la mano de sus terminales mediáticas. Este tipo de oportunistas que se rinden ante lo políticamente correcto y a sus intereses personales, deberían poner sus ojos en políticos de verdad y de principios como Francisco Vázquez o el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva.   El socialista y el popular expresaron sin complejos sus posiciones contrarias a dicha ley. Una posición valiente y coherente, que después fue atacada de forma abierta por algunos medios influenciados por el denominado "lobby gay". Pero aún cabe otra interpretación que puede explicar el sinsentido de su actuación. Y es que todos estos movimientos nos recuerdan al ex-miembro de UCD, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que traicionó a su partido y migró al PSOE sin casi despeinarse. Actualmente, nuestro presidente le ha nombrado Gobernador del Banco de España.   Y me vuelvo a preguntar ¿quizá Gallardón quiere ser el próximo Gobernador del Banco de España? ¿O aspirar a un puesto en algún ministerio de Zapatero? Sea cual sea su intención, políticos de este tipo, sin principios ni valores, no representan la base social del PP, un partido de centro reformista, que aspira a gobernar España. Personajes como Gallardón aumentan la pendiente de la cuesta que debe superar Mariano Rajoy en su camino hacia la Moncloa.