Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Genética humanista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Señor director, soy profesor de genética. El gobierno acaba de aprobar el decreto que regula la investigación con embriones humanos. Los problemas éticos que ello suscita se resuelven aceptando o no que éstos sean seres humanos, en función de cómo acaece esa condición humana del embrión.

 

Desde un punto de vista científico lo que determina que un ser sea humano, diferente de todos los demás seres, solo puede ser su dotación genética. Y ésta es exactamente la misma desde el primer estadio del embrión hasta que el individuo muere.

 

No hay ningún momento en su desarrollo en que genéticamente pueda decirse que antes era una cosa y a partir de ahora es otra. Luego si aquello acaba siendo un ser humano, es que lo era desde el principio.

 

Si aceptamos que la vida humana es sagrada y que el fin no justifica los medios, parece evidente que no se pueden destruir embriones humanos ni aunque sea para obtener células madres con fines terapéuticos.

 

Máxime existiendo otra vía para conseguir lo mismo, como es el partir de células madres adultas, lo cual ya ha dado resultados positivos y no ofrece reparos éticos de ningún tipo.