Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Al Gore y el cambio climático

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Calentamiento global es un término bastante usado y que es incierto para advertir lo que se nos viene encima. Quiza el Primo de Rajoy confunció los términos y el eterno candidato a la Moncloa dijo lo que no tocaba, o lo que no pensaba, o lo que no creia, o lo dijo al revés. En cualquier caso se habla mucho del sueldo del conferenciante Gore (nunca del sueldito del conferenciante Aznar, por ejemplo) o de su empeño real sobre el Medio Ambiente y el Cambio Climático.

Calentamiento global es un término bastante usado y que es incierto para advertir lo que se nos viene encima. Quiza el Primo de Rajoy confunció los términos y el eterno candidato a la Moncloa dijo lo que no tocaba, o lo que no pensaba, o lo que no creia, o lo dijo al revés. En cualquier caso se habla mucho del sueldo del conferenciante Gore (nunca del sueldito del conferenciante Aznar, por ejemplo) o de su empeño real sobre el Medio Ambiente y el Cambio Climático.

Al Gore fue uno de los primeros senadores en fijar el debate. Como Vicepresidente fue el impulsor, junto a la UE del Protocolo de Kioto. Si. Y lo firmó. En nombre de los Estados Unidos. Pues Al Gore, en calidad de vicepresidente, era el responsable de la agencia sobre el clima de creación bajo su mandato. Como todo el mundo sabra la revolución conservadora de Newt Gringrich, desde 1994 presidente del Congreso, y no recuperado por los demócratas hasta la llegada de Nancy Pelosi a principios de este año, hizo que el Senado, que debe ratificar, en su caso, los tratados internacionales del país (como es el protocolo de kyoto), hizo que, dada la mayoría republicana, éste iba a ser tumbado si se presentaba. Por lo que se mantuvo la firma, pero no se ratificó. El Tribunal Penal Internacional, tambien aludido, debido al reciente premio nobel de la paz a Gore, fue firmado por el Presidente Clinton en los últimos días de su mandato. Es facil de comprobar ambas cosas porque, en un alarde de progresismo, el entrante George Walker Bush retiró la firma de los Estados Unidos tanto del protocolo de Kyoto como del Tratado de Roma, constitutivo del TPI. Seamos más serios.

Al Gore es un demócrata estadounidense. Y como tal no es demasiado defendible por los claroscuros de su gestión. Pero como se ha podido ver en unas pinceladas, su compromiso con el medio ambiente parece ser un tanto real. Toda vez que entre otras leyes, fue el responsable de una llamada “del aire limpio”. Pero... ¿Que ocurre? La cuestión es el fondo. Eso es lo fundamental. Pero no quieren entrar en ello porque saben que el mensaje es verdad y habria que atajarlo... si quisieran hacerlo. Por eso es mejor atacar al mensajero. Es más facil. Antes era porque son unos desarrapados ecologistas. Una gente marginal. Luego porque son grupos políticos minoritarios. Pero ahora les ha salido Al Gore. Aquel al que lograron quitarle de Presidente en 2000 en Florida. Y le atacan en lo personal. A él. Con su vivienda, con sus charlas, con su actual trabajo.... Es la parte facilona. Enfangar el terreno de juego para proceder a la suspensión del partido.

Al Gore es sólo un símbolo. Un icono. Un comunicador de lo que debiera ser el verdadero debate. Y es que nos estamos cargando el planeta. Y en esto no hay que ser hipocritas. Aquí contribuimos todos. Todos los humanos somos responsabes de que el clima mundial se haya descontrolado y suba, baje, haya mas lluvias, menos, inundaciones imprevistas año tras año en centroeuropa... etc. Por eso es importante ponerle remedio. Ponernos a trabajar. El Gobierno Vasco tiene una Oficina sobre el Cambio Climático adscrita a la consejería de Medio Ambiente. ¿Se atreverá Rajoy y el PP ha hacer algo similar en su España? ¿O acaso seguira aquella política de aquella ministra que iba se sacaba la foto y despues se leía lo que habia firmado? Porque así firmo España el protocolo de Kyoto. Porque era “guay”. Por eso hasta 2004 no se pusieron en marcha medidas concretas para cumplirlo en sus términos. Muchas medidas copiadas del Gobierno Vasco, todo hay que decirlo.

Ultimamente se ha venido en usar una nueva palabra: “retirada sostenible”. James Lovelock llega a aseverar que nuestra especie esta en grave riesgo y que ya es tarde para ponerle remedio. Sinceramente creo que no. Kyoto fue un parche necesario, lo mismo que la cumbre de Río de Janeiro de 1992. Si todos nos comprometemos, desde lo local a lo global, desde lo individual a lo colectivo, estoy plenamente convencido que podremos mantener un nivel de vida aceptable en armonía con la madre naturaleza, quien no sólo no es nuestra enemiga, sino que es la que nos mantiene con vida en esta isla planetaria viva llamada Tierra dentro de un frío universo.