Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Guerras y religión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dado que en 2008 persisten las conflagraciones mundiales, algunos pretenden vincularlas a la religión. Nada más lejos de la realidad: el s. XX, el más secular de la humanidad, ha sido también el de las contiendas más sangrientas. La religión bien vivida es una fuente de bien y de paz. No porta sino bienestar a la sociedad ya que practica el amor al prójimo y busca su interés, cura los dolores y desgracias ajenas y fomenta la unión entre los hombres.

La razón es que Dios dona a sus fieles la posibilidad de imitarle. Nunca se verá un verdadero cristiano que odie, envidie, robe o mate. Los verdaderos fieles son un regalo de Dios al mundo porque ponen alegría, bienestar y paz donde hay incomprensión, dureza u egoísmo. No culpemos a Dios de los males del mundo sino a su adversario: el Maligno.

·Publicidad·
·Publicidad·