Miércoles 28/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Intrusismo en el periodismo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace unos días fallecía esa "maravilla de persona" que tanto ha hecho por la ciencia y por los seres humanos. Se llamaba Carmina Ordóñez. Ya no voy a entrar más en su desaparición.

Hace unos días fallecía esa "maravilla de persona" que tanto ha hecho por la ciencia y por los seres humanos. Se llamaba Carmina Ordóñez. Ya no voy a entrar más en su desaparición.

Punto y a parte, les diré que hace dos meses perdí a mi padre y justo a los siete días a una hermana que falleció de infarto súbito en su domicilio de Nueva York. Por tanto, conozco el dolor que pueda sentir esa familia y sobre todo cuando la muerte llega supuestamente sin esperarla.

El motivo de mi carta, va más allá de todo este suceso, va exactamente a lo que sin quererlo, veo en una revista de esas del cotilleo, que la ultima entrevista de la Sra. Ordóñez, se la concedió al "magnifico periodista", Alejandro Lequio. Es en ese punto donde está mi sorpresa: ¿cómo es posible que con tantos periodistas en paro, con mayor capacidad que Lequio, sean rechazados a la hora de trabajar para precisamente realizar estas entrevistas? No termino de comprender que personajes del mundo del periodismo sean tan miserables como para rechazar a profesionales del mundo del periodismo, para dar oportunidades al intrusismo.

El mérito de estos personajes de la TV privada de la tarde, es tan solo ganar un concurso, irse de copas con todas las famosas que pueden, levantar un bulo diciendo que son homosexuales, o haberse casado con Antoñita “la fantástica”. Aparecer diciendo que son condes o duques, que todo vale. El caso es armar bronca en los platós. Luego, la dirección de esas revistas del cotilleo, en lugar de dar paso a los curriculums que tienen de periodistas pidiendo trabajo, le dan paso a la cantidad de intrusos que cada día florecen en progresión geométrica.

Y yo pregunto: ¿la Asociación de la Prensa, es que no piensa pronunciarse?, ¿la Asociación de la Prensa, la FESPE, permiten este descalabro profesional?, ¿cuándo se va a crear un colegio de periodistas que acabe con tanto tipo metido a informador y periodista?

Desde aquí, y solicitando la ayuda de todos los profesionales, pido que luchemos contra tanto este hecho. También, que aquellos medios que contraten a estas personas, sean sancionados o en todo caso obligados a realizar cinco contratos a profesionales de la comunicación por cada uno que se haga pasar por periodista. Entre todos, deberíamos hacer algo para terminar con los Lequio, las Belenes, y demás, que tanto denigran la profesión del profesional de la comunicación.