Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El Islam amenazador

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La amenaza más grande para nuestros países occidentales es el Islam. Y el peligro es tanto más grande cuanto más grande es la ignorancia de nuestras sociedades occidentales sobre la naturaleza intrínseca del Islam. Nuestros líderes políticos, económicos, culturales, artísticos, etc, actuales bañan en una nube rosa de consenso pro-islámico, basada en una serie de presunciones erróneas sobre la naturaleza misma del Islam. ¡Cuántas veces no he leído, oído u observado las alabanzas tejidas en torno de una “tolerancia” musulmana hacia las otras religiones, en el curso de la historia, en contraste con una actitud cristiana “intolerante” ¿Qué enseña el Islam ? ¿Qué nos dice la Historia ? La doctrina del Islam está contenida en el libro sagrado de los musulmanes, el Corán, y en la Tradición, (la Sunna), contenida en los Hadith (relatos sobre los hechos y dichos de Muhammad (Mahoma). En el Corán los capítulos (Suras o Suratas) están clasificados del más largo al más corto, y no, como se podría suponer del más antiguo al más reciente. Los más antiguos son los capítulos redactados en la Meca, los mas recientes, en Medina. En los más antiguos, cuando Muhammad esperaba que tanto los cristianos como los judíos le iban a aceptar como profeta, la actitud hacia la “gente del libro” (judíos y cristianos) es benevolente. Recomienda la conversión por la persuasión. Los musulmanes deben comportarse con corrección hacia la gente del libro, etc. Conforme el tiempo pasa y sus esperanzas desaparecen ante el rechazo de los judíos y de los cristianos, el lenguaje se endurece. Ahora es lícito someter por la fuerza los que no creen en Muhammad, mantenerlos en un estado de sumisión (dhimmitud), hasta que llega el rechazo total : los que no son musulmanes deben ser combatidos con las armas en las manos, destruidos si no aceptan el Islam, los judíos deben ser exterminados, los cristianos o convertidos o esclavos (dhimmis) o exterminados. Si los musulmanes en un país dado no son lo bastante fuertes para imponer la ley islámica, pueden aceptar provisionalmente el respetar la ley del país, pero es su deber, en cuanto se juzguen lo bastante fuertes, es cambiar la ley e imponer la Charia (la ley islámica que rige todos los aspectos de la vida del musulmán : religiosos, sociales, civiles, militares, económicos) Y la Historia nos enseña que así han obrado. Las matanzas de cristianos en todos los países que sometieron, incluida España, se han olvidado pronto en la memoria colectiva. Y las matanzas actuales de cristianos. En los países donde los musulmanes son mayoritarios continúan (o de una parte de ellas) se muestra en las actitudes pro-islámicas y/o anti-cristianas que adoptan. Ahora el Islam se instala de nuevo en Europa, revistiendo la apariencia de un cordero, pero cuando revele su naturaleza de lobo ya será demasiado tarde para reaccionar. Es ahora que hay que actuar, ahora que hay que obligar nuestros dirigentes a abrir los ojos para discernir el peligro. España. ¡estás en peligro de muerte!