Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Izquierda Unida I Alternativa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Izquierda Unida i Alternativa, uno de los partidos del tripartito catalán, ha apostado por el laicismo educativo y no quiere que se den clases de religión en centros financiados con fondos públicos. Según declaraciones recientes de su coordinador, Jordi Miralles, "no se pueden mantener los privilegios de quienes han hecho negocio y adoctrinamiento religioso con dinero público". Convendría aclararle lo siguiente: las clases de Religión no suponen un privilegio de los centros que las imparten; son consecuencia del derecho de los padres a escoger para sus hijos el tipo de educación que esté de acuerdo con sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas, como reconoce la Carta de los Derechos fundamentales de la UE suscrita por España. El dinero público no es del gobierno sino de todos los ciudadanos, y no puede ir destinado solamente a financiar el tipo de educación que guste a los que manden en cada momento. El que no se pueda adoctrinar a los alumnos con ideas religiosas y sí se pueda adoctrinar con las ideas antirreligiosas inherentes a una visión laicista de la vida y de la sociedad, como las que presumiblemente impregnarán la nueva asignatura de "Ciudadanía", sino es la ley del embudo se le parece bastante. Y por último: ¿por qué las clases de Religión han de estar reservadas solo para los que pueden pagar un centro privado? Somos muchos los padres que no podemos pagarlos y también queremos Religión en la escuela para nuestros hijos.

·Publicidad·
·Publicidad·