Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Juventud, divino tesoro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nuestra juventud ostenta uno de los índices de fracaso escolar más elevados de la Unión Europea y el mayor porcentaje del mundo en consumo de cocaína.

Y según un reciente estudio del CIS, los abortos de las adolescentes españolas se han incrementado un 80 % en la última década. ¿Causas? Nuestro sistema educativo no se caracteriza precisamente por estimular el esfuerzo. Los padres son incapaces de decir que no a sus hijos. Y la promiscuidad sexual que lo impregna todo afecta de manera especial a una juventud indefensa por falta de recursos morales.

El sexo, sin otra valoración que la propia subjetividad, les llega a nuestros adolescentes a través de todos los medios de comunicación y de diversión. Y la educación sexual que reciben en algunos colegios no es otra cosa que mera información desprovista de cualquier referencia ética. Hay muchos adolescentes obsesionados con el sexo, al que consideran la máxima expresión de realización personal y sinónimo de felicidad. Y ahítos de sexo no es extraño que muchos recurran a la droga. Los que mandan dicen que España va bien. Dudo que un país vaya bien si su juventud va mal. Y dudo también que a la nuestra se la consiga mejorar con el laicismo y la mayor libertad sexual que propugna el gobierno mediante su "Educación para la Ciudadanía".