Viernes 30/09/2016. Actualizado 14:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Las Juventudes Tradicionalistas, hablan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La nefasta gestión pública del gobierno socialista pretende disimular sus escandalosos fracasos en política económica y social (en connivencia con la Comisión Europea, con la que negocia el cierre de Astilleros Españoles de espaldas a los trabajadores en cumplimiento de la devastación social de España, condición para nuestro ingreso en la UE como "país de servicios") con una inmensa campaña publicitaria a favor de las últimas iniciativas legislativas tendentes a la equiparación del Matrimonio con uniones homosexuales contra natura. Al tiempo que se desatan diversas ofensivas laicistas contra la Única Religión Verdadera.

 

Es llamativo que los medios de comunicación públicos y privados (clientelistas de la inserción de propaganda estatal, esencial para su supervivencia) no se refleje ni una sola voz discordante contra tan antinatural medida. Bajo la capa del progresismo cutre y de charanga este gobierno antipatriótico ha llevado a las últimas consecuencias las ofensivas y prepotentes exigencias de los homosexuales. Ha dado un paso decisivo (que no olvidemos comenzó el PP legislando en ese sentido a nivel infraestatal y sin ocultar sus evidentes simpatías por el lobby rosa) en la subversión revolucionaria del orden natural.

 

Ha abundado en la política antinatalista mediante la distorsión del sentido genuino del Matrimonio. Ha abierto la puerta a una posibilidad siniestra, como es la de que los homosexuales puedan llegar a adoptar niños. Curiosamente ahora legalizan lo que ellos llaman "matrimonios" cuando al mismo tiempo introducen medidas legislativas tendentes a agilizar los trámites del divorcio. Abren la puerta de la adopción cuando proyectan aumentar el crimen abortista. El socialismo una vez más es hijo de la mentira.

 

Las Juventudes Tradicionalistas queremos sumar nuestra voz a la de tantos españoles que discrepan con tan repugnante medida a pesar de que no tengan a su disposición los foros que brindan a los homosexuales y a sus apologistas. Queremos afirmar una vez más que la unión homosexual jamás será un Matrimonio, que someter a un niño a la tutela de tan antinatural unión solo puede ser calificado de criminal y que el gobierno socialista con esta medida está contribuyendo a escribir uno de los capítulos más negros de la historia de España que es preciso que enmendemos cuanto antes.