Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Mujeres jóvenes, preparadas y en casa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ya son muchas las voces femeninas que se alzan pidiendo la desaparición del paradigma que afirma que sólo se puede encontrar la realización personal en el trabajo profesional fuera del hogar.

Cada vez está más prestigiado el trabajo del ama de casa como piedra angular de la familia. Ya son muchas las voces femeninas que se alzan pidiendo la desaparición del paradigma que afirma que sólo se puede encontrar la realización personal en el trabajo profesional fuera del hogar.   En España hay bastantes señoras que para ellas, cuidar de sus familias es un verdadero trabajo profesional. Esta idea realmente desafía la teoría generalizada de que el único trabajo verdadero es el remunerado y de que una mujer que deja un trabajo externo para cuidar de la familia está desperdiciando su vida... Claro que todo depende de lo que se considere importante en la vida de cada cual, como señala doña María Martínez López, en uno de sus prestigiosos artículos de opinión.   Algo está cambiando silenciosamente en muchos hogares. Cada vez son más las mujeres jóvenes con hijos que eligen o se sienten obligadas a dejar el trabajo remunerado y dedicarse en pleno a su familia. Es una opción que aporta mucho, pero que también tiene inconvenientes importantes, en gran parte por la falta de apoyo de las instituciones y por los injustos prejuicios que se tienen de su admirable tarea: “Contable, gerente de compras, relaciones públicas y secretaria, cocinera y nutricionista, encargada de limpieza y mantenimiento, médica, puericultora, psicóloga y educadora”. Así describía la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios, hace una década, el papel de las amas de casa.   Otras facetas de la mala imagen que este sector cree que se tiene de ellas incluyen el estar frustradas, amargadas y obsesionadas por la limpieza, aparte de ser cotillas e incultas.Esta imagen es la que normalmente se enmarca dentro del término despectivo “maruja”, que, según la Real Academia de la Lengua, señala al “ama de casa de bajo nivel cultural”.   Por ello, hay personas jóvenes que se molestan cuando se les pregunta si son unas amas de casa de las de toda la vida: “Ahora, casi todas las amas de casa jóvenes han tenido un trabajo”. A lo que hacen referencia es al hecho de que cada vez hay más madres jóvenes que dejan un puesto de trabajo para atender a sus hijos. Yo les aplaudo.

·Publicidad·
·Publicidad·