Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Narbona guisando los toros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las demandas sociales en estos tiempos consisten en avanzar intenciones políticas acompañadas de campañas mediáticas y sondeos. El repudio a los toros es ínfimo en relación a los que apoyan la fiesta.

Estimado Director: No sé que tendrá el Ministerio de Medio Ambiente de Cristina Narbona que nunca decepciona por sus ocurrencias. Agua, fuego, cambio climático, desaladoras y ahora los toros. A Narbona no le gustan los toros. Narbona es de esa clase de políticos -o políticas- que aquello que no les gusta debe ser prohibido. Narbona descolla con que "en España sólo estaría a favor de la fiesta de los toros tal y como se conoce un 8% de los ciudadanos, mientras que en Andalucía asciende a un 40% de los encuestados, en la comunidad autónoma donde existe mayor tradición".

Desconoce la ministra el medio ambiente generado en la dehesa de los toros de lidia, que no puede ser un mejor ejemplo de ecologismo. Los toros de Guisando dan buena prueba de la historia taurina española que la manipulación estadística de la ministra pretende reventar con su guiso taurino, diciendo que no sabe si se planteará prohibirlos en el próximo programa electoral. Es muy probable que hayan muchos españoles que no le gusten los toros, pero también es bastante posible que de entre estos sean minoría los que estén contra ellos. El toro de lidia es el animal privilegiado de entre todos, cuya fiesta no puede entenderse por los que obvian la historia, tradición, filosofía, literatura y el misterio.

Las demandas sociales en estos tiempos consisten en avanzar intenciones políticas acompañadas de campañas mediáticas y sondeos. El repudio a los toros es ínfimo en relación a los que apoyan la fiesta. El Ministerio de Medio Ambiente debería de pensar en evitar a los desastres ecológicos de los incendios que asolaron Galicia, Andalucía y Guadalajara, así como evitar el vertedero en el que se está convirtiendo el Mediterráneo. Desde luego lo que debería es dejar tranquila a la perdiz, que con un cordel intenta marearla haciéndola revolotear sobre los toros.

·Publicidad·
·Publicidad·