Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Necesidades del Estatuto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El alegato nacionalista catalán básico, el de calado popular y en el que la gente de la calle basa su argumento pro estatutario, se sigue sustentando en dos necedades básicas: Primero: por qué los catalanes pagamos peajes en las autopistas y los madrileños no Y segundo: por qué andaluces y extremeños tienen que seguir viviendo a expensas del trabajo de los catalanes. Siempre bajo mi modesta opinión, todas las autopistas deberían ser de pago y explotadas por empresas privadas, pues es del todo injusto que aquellos contribuyentes que no las vayan a usar paguen con sus impuestos el elevado coste de tales obras. Respecto al segundo punto, es a consecuencia, precisamente, de la transferencia de competencias como la de Trabajo, por lo que se producen diferencias en el trato del subsidio de desempleo, hecho que no hace sino agraviar a unas comunidades autónomas respecto a otras. Pero cuidado: un apoyo al ladrillo estatutario -secesionista fundamentado en dos hechos puntuales, que a buen seguro tendrán su contrario por el tratamiento privilegiado para Cataluña en otros muchos campos, (por ejemplo en materia sanitaria)-, indica que se trata más de escudarse en lo accesorio para reivindicar lo fundamental, que es el sistema de financiación presentado en el proyecto. Modelo muy poco "progresista", por cierto, pues una de las comunidades autónomas con más alta renta per cápita va a ser la que contribuya menos, y eso es la antítesis de la "progresividad" impositiva, de la que tanto ha alardeado nuestra izquierda. Pues sí, esos dos ejemplos son los más sobrados, tiempo ha, por esta clase política catalana que anda sobrada de nacionalismo, pero muy escasa de clase. Ese es el mensaje transmitido desde el más tempranero “pujolismo” hasta nuestros días; aún no se ha cambiado el discurso, sólo se han añadido algunos documentales en blanco sobre el franquismo, emitidos por TV3, con una frecuencia que varía entre la diaria y la semanal, para que ningún catalán olvide la opresión española de que fue víctima. No, no estamos manipulados, sólo nos sale el odio por las orejas.