Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Odio, mentira, martirio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"La caridad (el cariño) es, ante todo, la comunicación de la verdad" (Benedicto XVI, 4/7/05). Parafraseando, "el odio es, ante todo, la siembra de la mentira". La mentira asesina a la verdad y a quien la defiende. "En toda guerra, la primera víctima es la verdad". Habría que ser más preciso: la mentira es el origen de todas las guerras. Cristo es "el camino, la verdad y la vida" (San Juan, 14,6). Todo cristiano tiene que abrazar la verdad, combatir la mentira. Por eso, la mentira generada por el odio declara la guerra a los católicos. Las mentiras en torno a la Iglesia crecen como setas, preñadas de agresividad y de propósitos homicidas.

 

Por ello, muchos cristianos han alcanzado la Vida por el camino del martirio. El Obispo Luigi Locati, de 77 años, ha recibido dos tiros en la cabeza. No ha sido un efecto colateral de luchas tribales, ni de un intento de hurto. Odio directo, a la cabeza. Por su «heroica labor misionera en favor del progreso de la dignidad humana» (Benedicto XVI, 17/7/05). Por crear en Kenia "escuelas e institutos que son testimonio de su servicio a la humanidad" (Presidente keniata Mwai Kibaki, 16/7/05). Por educar a los nativos en la verdad liberadora.

 

En nuestro país se quiere silenciar a los católicos, recluirlos en una privacidad silenciosa. Se odia su verdad. Un misionero de Taiwan, sorprendido, ha tenido que decir recientemente: "Deseo que el ambiente de ataque, crispación e intolerancia desaparezca de la sociedad española".

·Publicidad·
·Publicidad·