Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Oscuras perspectivas políticas para el año 2007

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El año se ha despedido con dos graves noticias, el atentado con dos muertos en Barajas y la patética reacción del gobierno  de Rodríguez Zapatero. Desde que se inició el supuesto alto el fuego o tregua permanente, los indicios primero y las evidencias después de que ETA no pretendía una salida más o menos honrosa  a su delirio, con alguna medida de gracia o perdón posterior a la entrega de las armas y disolución, sino que tenía pactada o creía tener pactada la consecución de sus objetivos por otros medios. 

El autismo, más o menos voluntario, del gobierno ante el robo de armas, la "kale borroka", las bombas, la extorsión a empresarios, los nuevos "zulos" no hacían presagiar nada bueno. La reitera mentalidad de ZP, el "como sea", hacían que se valorasen estas actitudes de de forma benevolente, solo desde la ignorancia más supina se puede pensar que se puede doblegar a la bestia con sonrisas y frases huecas y grandilocuentes.

ETA, muy tocada por la política antiterrorista del PP, pactada en su día con ZP, ha encontrado en el presidente sonrisas la oportunidad de rearmarse; habían perdido la calle, la están recuperando, se han rearmado, han renovado sus finanzas con más extorsiones y esperan del débil ZP que les permita estar en las instituciones, como fuente de poder y dinero que son.  El mensaje es claro, ahora podemos hacer una masacre, ceda  o la haremos. El dilema es difícil, casi imposible para quien se ha metido en la boca del lobo de forma temeraria e irresponsable.

Desprestigiado, con un gobierno mediocre, su estrategia tenía tres pilares, el control de la mayoría de los medios de difusión, una oposición blandita y la solución del "conflicto vasco". Las cabezas pensantes del PSOE, suponemos que alguna habrá, están desaparecidas o calladitas, el mantenimiento de la poltrona y el sectarismo partidario, hacen el resto. Pero en cualquier momento saltarán cuando se haga evidente que, quien tenía las soluciones es el problema y su continuidad significa la futura pérdida del poder y sus gabelas. ZP y el estadista P. Blanco, tendrán que empezar a vigilar la retaguardia. Volvamos al "proceso de paz o de rendición".

Ante el cúmulo de despropósitos cometidos, ZP tiene varias alternativas. Reunirse con Rajoy, resucitar el pacto antiterrorista y recuperar la política que llevó a ETA contra las cuerdas. Es difícil que lo haga, los iluminados no suelen rectificar y teme perder el poder, sería la mejor solución para los españoles, pero no para un rojo resentido obsesionado por su abuelito. Seguir con el proceso, haciendo como que se ha suspendido, y esperando que la poca memoria de los españoles olvide lo sucedido antes de las elecciones de mayo. Para ello necesita que no haya más atentados, ¿Qué hará para evitarlos? Da miedo pensarlo.

La posición del PP. El PP, el único partido que ha mantenido una actitud digna ante el desafío terrorista, tiene ahora una oportunidad de tomar el protagonismo de la situación política. En primer lugar debe ofrecer una colaboración absoluta al gobierno, en el supuesto de que este recobre la cordura y trate a los terroristas como son, no precisamente "hombres de paz". Como esta alternativa es poco probable, debe hacer una oposición dura al gobierno. Se ha hablado es los días pasados de la conveniencia o no de una moción de censura. Tras el atentado de Barajas se hace imprescindible.

No se ganará, pero se puede hacer llegar a los españolas la idea de que otra forma de gobernar es posible. Quien dice un día que la situación es mejor que hace  un año y peor que será dentro de otro y le ponen una bomba de 500 Kg. no puede seguir gobernando. Debería haber dimitido por el fracaso absoluto de su insensata apuesta. La oposición está para intentarlo.

En los votantes de los partidos hay básicamente dos grupos, los que les votan siempre, lo hagan bien o mal y los que votan en función de lo acertado de la gobernación o lo atractivo de la alternativa. Son millones los que votaron al PSOE en marzo del 2004 y están arrepentidos, falta que el PP ofrezca una alternativa que ilusione. Con este gobierno, el PP deberá estar 10 puntos arriba en las encuestas y no lo está, algo se está haciendo mal. Otro día trataremos el tema a fondo.

Malas perspectivas para 2007, con un gobierno penoso y una oposición que no acaba de encontrar su sitio, debe hacerlo, nos jugamos la unidad de España y el bienestar de los españoles.