Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Peligros del móvil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todos los aparatos electrónicos, los teléfonos móviles, entre otros, tienen una abundancia de compuestos que pueden ser nocivos

El teléfono móvil es fundamental para una estirpe que no sabe estar aislada. Es el principal resultado del estudio “Planet Edge”, un informe paneuropeo concluido por Synovate en once estados, entre ellos España, con una base de 4.664 entrevistas entre los 18 y los 24 años, que intenta ser una reproducción de los jóvenes europeos y su entretenimiento.

El ocio es el espacio social para los adolescentes, algo que consiguen dominar y maniobrar, que les da identidad y firmeza. Se trata de una genealogía juvenil sin topes, muy ávida, quiere tener acceso a todo y de modo veloz; todo lo que supone demora conlleva un desengaño.

El teléfono móvil es una realidad en la sociedad en la que coexistimos. Más de 900 millones de aparatos han sido producidos, y para el año 2007, se logrará la cantidad de 1.000 millones, según datos de la Comisión Europea.

Nos hallamos ante un hito en los anales de la telefonía móvil. El dúo Amaral ha transmitido un recital para el que se pronostica un llenazo virtual. Una operadora lo ha emitido, de forma regalada, para los consumidores de móviles 3G o televisión ADSL.

La probabilidad de proporcionar contenidos audiovisuales a través de la telefonía móvil es una evidencia y está conquistando terreno a las usuales propuestas de entretenimiento.

Pero su huella en el medio ambiente no desfila oculta. Todos los aparatos electrónicos, los teléfonos móviles, entre otros, tienen una abundancia de compuestos que pueden ser nocivos; metales pesados como el mercurio y el plomo, están presentes en estos artefactos. Estas sustancias se han ligado con algunos tipos de cáncer y otras enfermedades, según la misma fuente.