Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Polémicas inútiles e inconvenientes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Soy valenciano pero vivo en Cataluña desde hace bastante tiempo y me duele profundamente la polémica entre el catalán y el valenciano. Entiendo que ante determinadas actitudes, a muchos valencianos les cueste reconocer que sean dos modalidades de un único idioma. Al principio de estar en Cataluña, hablaba igual que lo hacía en mi tierra, y eran muchos los catalanes que me corregían para que hablara bien. ¿Qué sentido tenía esa corrección si era el mismo idioma? ¿Acaso se considera que el valenciano es un catalán mal hablado?

Tampoco me parece que favorezca la aceptación del catalán como idioma común algo que en Valencia es visto como un sarcasmo: el que en Cataluña se diga que todos constituimos una nación y al mismo tiempo negarse a que una sola gota de agua del Ebro se trasvase a tierras valencianas.

Aunque sean dos modalidades de una misma lengua lo que se habla en Cataluña y en gran parte de la Comunidad de Valencia, ¿por qué se la ha de denominar igual en un sitio que en otro? Máxime cuando en Valencia se ha conocido desde el siglo XV como valenciano.

No veo por qué no se le puede llamar catalán y valenciano según dónde y quién. También a la lengua que se habla mayoritariamente en el Estado se denomina indistintamente español y castellano.

Considero esta polémica inútil e inconveniente. Inútil porque está planteada con más visceralidad que racionalidad y estoy convencido que ninguna de las partes está dispuesta a bajarse del burro. E inconveniente porque a lo único que está conduciendo es a crispar más las ya deterioradas relaciones entre ambas comunidades. Lo cual siento mucho porque particularmente me siento valenciano y catalán.

·Publicidad·
·Publicidad·