Sábado 01/10/2016. Actualizado 01:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Querido Goyo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Querido Goyo: han pasado diez años desde que nos dejaste o, mejor, desde que un mal nacido te alejó de este mundo. Diez años en los que han sucedido muchas cosas. Cosas, algunas, que positivamente denotan un cambio a mejor pero, por desgracia, otras muchas que mantienen al país en la misma situación en que se encontraba cuando te asesinaron o peor. En lo sustancial, lo más positivo que podemos contar es el debilitamiento de tus asesinos gracias a una acción férrea y eficaz durante ocho años de gobierno del Partido Popular, afianzado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la colaboración de la policía francesa y el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo suscrito con el Partido Socialista. Destacar también que, en la sociedad vasca, se produjo un vuelco a raíz del secuestro y asesinato de un compañero tuyo, dos años después, provocando el denominado espíritu de Ermua, el nacimiento de Asociaciones Cívicas con agallas suficientes para plantar cara a la situación y, de algún modo, la salida de un aletargamiento de miedo a un entorno de terror. Y, faltaría mas, debemos destacar como muy pero que muy positivo, el hecho de que una jovencísima, por aquel entonces, colaboradora tuya - María San Gil - sea hoy la candidata a la lendakarithza. Por lo demás, ya lo decía al principio, igual o peor. En tu tierra, un Gobierno nacionalista cada vez mas decantado hacia posiciones independentistas con el soporte de Batasuna/ETA. En mi tierra, un Gobierno tripartito con un socio que acude al sur de Francia para pactar con tus asesinos donde deban matar, ejerciendo de profesor de Geografía para marcarles bien los lindes de Cataluña como único territorio vetado a sus acciones criminales y, en el conjunto de España, un Gobierno débil sustentado precisamente por esos mismos socios que sustentan al de mi tierra. Como verás, el panorama no es muy halagüeño y, uno, sólo puede cargarse de moral al comprobar la respuesta de la gente en el Kursaal de tu Donosita como recuerdo de esos diez años o viendo como en Madrid y a convocatoria de la AVT, la gente sale a la calle reclamando "memoria, dignidad y justicia" para las víctimas. Donde quiera que estés, un abrazo, extensivo a Ana y a tu hijo.

·Publicidad·
·Publicidad·